LOS BUENOS SOMOS MÁS

VENGA TU REINO.

sábado, 17 de septiembre de 2016

COSAS DE CIUDAD

cuando vivía en el pueblo, hace tiempo ya, la vida era tan diferente, nos conocíamos casi todos los habitantes, se sabía quien era de buena y de mala reputación o costumbre, se jugaba en la calle, las casas permanecían de puertas abiertas, los juegos eran reales no virtuales, las compañías eran galladas de barrio, ahora solo son grupos de tal o cual, recuerdo la diversidad de juegos, las costumbres de entonces, el respeto, los mitos, hasta el futuro se veía con cariño.
un día dejamos el pueblo, emigramos a las ciudades y luego las porquerías de ciudad llegaron a los pueblos.
las calles ya no son de los niños, ni de los ancianos, ni de los perros, ni de las gentes, pertenecen de forma avasalladora a las incontables motos, a la imprudencia afanada de los conductores de vehículos, los cuales son para alardear, para contaminar, para amedrentar paisanos.
los vecindarios están llenos de delincuentes, bandolas, jíbaros, sicarios, y demás pestes.
ya solo queda el auto- secuestro domiciliario, la seguridad entre comillas de la casa dependiendo donde vivas, solo nos queda el pánico.
la esperanza persiste por vivir y salir a las calles, no la mía.
me asquea este mundo, me harta la perdida absoluta de valores, de respeto por la vida, por el planeta, por la palabra, pero sobre todo por Dios.
nos emancipamos del amor al amor, al bien, a la amistad, para revolcarnos en la inmundicia, de la violencia, la inmoralidad, la bajeza, la adoración del enemigo arcano.
todos tenemos allá en lo más recóndito de nuestro ser, unas ganas a volver,
pero no volver ya al pueblo que ahora es ciudad con todas sus porquerías; volver al inicio, volver al lugar de donde fuimos expulsados, por eso soñamos con el paraíso, con el cielo, con la eternidad sin maldad, soñamos con volver a ver el rostro divino de nuestro amoroso Dios.
me huele a mierda este mundo despiadado, y no es mi bigote porque no tengo; es el mundo, lo sé con toda redundante seguridad.
en mi recuerdo muge una vaca en el potrero, la escucho allá en lo lejos.

JON GALLEGO OSORIO
DERECHOS RESERVADOS

lunes, 12 de septiembre de 2016

LA PAZ EN COLOMBIA

la cultura o ideología del comunismo creo que es algo de los 60s o 70s, ya pasado de moda que se comprobó obsoleto por muchos pueblos, países, muertos, hambres y dolores.
en esa época antigua no había smartphones ni se pensaba que existirían, esta es otra época, otro estilo de vida con nuevas invenciones, capacidades, mentalidades, culturas y gentes; por medio de estos teléfonos podemos ver lo que pasa en el mundo, en ese retrogado mundo comunista que aún persiste en reinar a base de tiranía y que lucha por permanecer en vecinos ignorantes y pobres que se dejan deslumbrar con el dinero conseguido por el sometimiento eterno del pueblo que tanto dicen defender...DICEN.
por eso no creo en peditos de mariposas como hacen ver los tales acuerdos de paz en la habana comunista y tiránica. no creo que líderes revolucionarios  ricos, armados y multimillonarios se van a entregar y llevar una vida pobre donde el salario mínimo no les da ni para los cigarrillos.
no he oído que entregarán su dinero mal habido, aunque dicen que van a entregar armas... serán las más viejas y malas, porque seguro en sus campamentos tendrán siempre un plan B... por si acaso les da por tomarse el país cuando les dé la rebanada gana.
paz sin reparación, sin rendición... yo no creo.
este gobierno impotente hizo lo del dicho "si no puedes con tu enemigo únetele"
y se entregó a los que debía haber derrotado.
yo no creo en la paz se Santos, yo no creo en la rendición de las FARC, yo no creo en una paz donde hay OTROS esperando a que les den las mismas prebendas de sus amigotes, colegas, camaradas y asesinos del país.
al perdón se llega por el arrepentimiento, por el cambio de actitud, por la humildad,
por el reconocimiento del error.....no he escuchado nada de eso de parte de ellos.
claro que quiero el cese al fuego y del conflicto, vivir en paz en mi Colombia hermosa, disfrutar de este país, pero lo siento... yo no creo en esta paz disfrazada de acuerdos falaces que son solo un sometimiento.
nos llevó el putas, vamos a vivir como los rusos,los cubanos, los venezolanos, los bolivianos, los ecuatorianos, y creo que es evidente que no viven muy bien.
por eso si tienes con que, corre mientras puedas, lárgate de aquí y no vuelvas, es el mejor consejo que te puedo dar... huye.
he dicho.


sábado, 16 de julio de 2016

EL SEMÁFORO

Ese poste con luces verde, roja y amarilla que encontramos en todos lados en las ciudades,
en los pueblos y en cada calle, eso es un semáforo; sirve para controlar el tráfico vehicular
y para dar paso a los transeúntes que sin él, no podrían moverse en estas ciudades carentes de conciencia ciudadana.
hoy he visto como estos semáforos son como metas de carreras, puntos de relevos o algo así,
la estupidez de los motociclistas y conductores de vehículos me aterra, unas velocidades increíbles para llegar a un semáforo que se encuentra a una cuadra de distancia...
¡Que tontería señor humano!
ahora me preocupa un poco el que se han convertido en circos permanentes, si circos.
malabaristas, escupe fuegos, payasos, limosneros, limpiadores de vidrios, vendedores y ladrones por supuesto.
pero no crea que es solo en este país del sagrado corazón, es en todo lado, y hay que trabajar, que le vamos a hacer con tanto desempleo; pero lo que me preocupa es el trasfondo.
esta mendicidad disfrazada a su espalda guarda un secreto a voces...
deserción escolar, trabajo infantil, rebusque y fuente de ingreso para conseguir el vicio.
¡Que pesar! que tristeza ver no solo a los nacionales mendigando para conseguir su vicio, sino también a los turistas que se quedan sin dinero y se ponen a hacer cualquier ridículo con tal de costear el polvorete.
acaso solo yo me he dado cuenta del trasfondo de esto... no.
los gobiernos los saben, pero dejan que esto pase porque a ellos les llega un paquetico con mucha platica de un fulano muy traqueto que les ayuda en campaña.
la corrupción...
siempre detrás de todo buen propósito.
el semáforo, otro punto de comercio.



jueves, 30 de junio de 2016

SIN MIEDO

entonces llega un momento en que se pierde el miedo, se acepta lo que tenga que pasar y como deba pasar, se vive y se está dispuesto a morir también... sin miedo.
ya hay una hora, un día, un momento en el que nos damos cuenta que hicimos y qué dejamos de hacer.
entonces es buena ocasión para un punto final.

jueves, 5 de mayo de 2016

DISCRIMINACIÓN ÉTNICA


Venía caminando airosa por la acera, era la más bella de esta calle,
de esta ciudad, de este planeta, de este mundo sin lugar a dudas.
Estaba extasiado, anonadado, era indescriptible su vaivén al caminar, podría ser una sirena emancipada de la mar, o un ángel caído, o la más sexy de las hembras terrenales.
Él le hubiese dado el mundo entero en ese instante pasajero, ya se percibía su perfume tan cercano y su piel la anheló en un delirio alocado.
¡Era eterno ese segundo!
Mientras ella pasaba rozando su cara con su hermoso cabello azabache.
Ya casi en un orgasmo visual y cardíaco, sin más preámbulos y con una valentía inusitada, le dijo sin vacilar…
¡Adiós, negra divina!
Y ella voltea, le mira fijamente a los ojos y contesta con ese ritmo musical de las caribeñas…
¡Ve este blanquito, no ves que soy negra!
Esa garotta no se mezclaría con un blanco.



JON GALLEGO OSORIO
DERECHOS RESERVADOS

lunes, 25 de abril de 2016

UN OLVIDO LO TIENE CUALQUIERA

Dos ancianitos del ancianato se amaron en su final etapa y decidieron casarse,
invitaron a todos sus amigos y familiares...
se olvidaron de decirles que ambos sufrían de alzhéimer,
todo aquello ha sido olvidado.

Jon gallego Osorio

DE LA ADMIRACIÓN A LA DECEPCIÓN

Siempre con una cálida sonrisa empezaba el día feliz y dichoso porque su dios le dio un negocio muy jugoso. Tenía sexo cada noche con una mujer distinta a pesar de estar casado, dinero tenía de sobra, y todos los ojos lo admiraban en público.
Una noche terminó su trabajo rutinario, recogió el dinero y se fue a beber, a jugar póker y a divertirse con mujeres fáciles, pero no contento con ellas llegó a casa, golpeó a su mujer brutalmente hasta dejarla inconsciente, violó a su hija preferida como todas las noches y ya al fin se durmió.
Su hijo el menor le dijo la mañana siguiente cuando aún no se ponía su sonrisa de siempre..... Papá, hoy será un gran día.
Esa noche mientras el pastor daba su gran discurso frente a la congregación, su hijo exhibía en pantalla gigante a toda su iglesia, quien era en verdad su padre... el pastorcito mentiroso.


JON GALLEGO OSORIO

miércoles, 13 de abril de 2016

LA BICICÓLOGA

Reconozco que soy algo panzón, un cuarentón con la chocolatina inflada, dice mi madre que es por herencia, que desde niño era un tragón, y con ese pretexto me quedé siendo un  perezoso para esas vainas del deporte y la talla y la estética y todo eso de lo que habla hoy la vida.
Entonces me comprometí con mi salud y compré una estática, una caminadora y una elíptica… muy buenos toalleros son…
Luego hablé con una amiga mía del tema temido y evitado del sobre peso, y cómo le había hecho frente, no solo al peso, sino, a la depre… sí, ese es el otro tema.
Entonces muy entusiasmada me contó de su novedosa técnica.
Es cuestión de voluntad empujada.
Sí, a los empujones sales, a cantaleta, a invitaciones a las que no quieres ir…
Pero es así como se llega.
Vicky que te ayudó?
La bicicòloga.
-Ella fue quién la bautizó-
Simple.
Salir a montar en bicicleta, con el esposo, con los hijos, con el amigo del alma, con la persona de confianza y poco a poco.
Yo he intentado varias veces pero no paso de dos cuadras lo confieso…
Me aterro no de los carros porque ellos en sí no hacen nada, sino de los conductores jóvenes afiebrados, de esos a los que les importa un carajo nada, porque el papá paga todo. Uyyyy que miedo.
Vicky tiene un combo de amigos y familiares que salen al campo y trochas… me parece super, me da mucha envidia, pero como soy tan panzón y borracho hasta miedo me da.
Aprendí de Vicky ese término… la bicicòloga, y lo entendí en todo el sentido de la palabra.
La bici en sí, es una terapia y nada puede hacer hasta que te subas en ella, y dejes la comodidad de la cama, el sueño, la pereza, la inactividad, y decidas dejarte llevar a una nueva disciplina, deporte, o como sea que lo veas, un rato al aire libre; Fuera del arresto domiciliario y del miedo a vivir una nueva experiencia que por seguro… te cambiará la vida y te costará más que dinero, sudor…
Tan difícil tomar la decisión, y recuerdo cómo rompía bicis en mi infancia por todo mi pueblo y querido Valparaíso.


JON GALLEGO OSORIO 

miércoles, 30 de diciembre de 2015

PEDAZO DE CARNE

SOBRE EL COLOR

El hombre levanta su mano ardiente
Ostentando en su brazo fuerte un juete
Con el que dominará a su hermano
El negro esclavo al que trata peor que a su juguete
Abusa de sus carnes
Escupe con asco sobre la tostada piel
Y babea con cruel ignomia sobre la mujer
Y le derrama dentro el vientre toda su hiel
El hombre blanco mata el negro sin pudor
Lo desprecia sin dolor
Ha manchado las calles del mundo entero
Con su sangre de color
No lo considera  hermano en su rencor
Lo caza como a un animal
Lo vende
Lo ofende
Y lo mata sin ningún temor
Huele aún en las calles a intensa lucha
Por el derecho a no ser menor.

SOBRE LA RAZA

El hombre levanta su mano ardiente
Dejándola erecta en las populosas plazas
Arengando a las masas
Discursos tiranos de conquista inclemente
Con supremacía se proclama la raza Aria
Y declara la guerra sobre toda la carne mansa
Sacrifica a millones el hombre vil demente
Que como un Caín por envidia mató a su hermano
Escondiendo la escoria su humanidad falsaria
Su insania y locura llevaron al hombre blanco
A perpetuar de la humanidad su peor tortura
¡Con que crueldad el impío humano actúa!


SOBRE LA TRATA

El hombre levanta su mano ardiente
Armado hasta los dientes
Toma hombres, mujeres y niños
Y los vende
Los comercia sin conciencia
Los droga
Prostituye
Y descuartiza como a cualquier
Semoviente
Es el ser humano ya una mercancía
Un pedazo de carne en venta
Que a lo inicuos produce renta
Y enriquece su malignidad en demasía
A la mujer: treinta hombres diarios para volver al hogar
Como un rasgado trapo
Al hombre tal vez igual
Y los niños… para pedófilos turistas y
Para descuartizar en el tráfico de órganos.
¿Humanidad?
¿Qué es humanidad?
Esa raza que así mismo se mata
Es depredadora de su propia especie
Es feliz cuando enriquece
Sin importar cuantos en el camino fallecen.

Y el hombre hizo la droga
Y la vendió por todo el mundo
Y esclavizó al humano
Que un día fue igual a él y lo llamó su hermano
Defeca sobre el planeta que cultiva
No para comer sino para enriquecer
E hizo armas para matar y dominar
Y alzó su mano ardiente
Ostentando en su brazo fuerte
Un látigo
Para sentir que es el amo
De su propio hermano
Un total demente

SOBRE JEREMÍAS Y SALOMÓN

Todo esto he visto al examinar el mundo y todo lo que se hace bajo el sol
Que el hombre ha dominado hombre para perjuicio suyo.
Eclesiastés 8:9

Bien sé yo oh Yahvé que al hombre terrestre no le pertenece su camino, no pertenece al hombre que está andando siquiera dirigir su paso
Jeremías 10:23





JON GALLEGO OSORIO
DERECHOS RESERVADOS

sábado, 28 de noviembre de 2015

SILENCIO DOMÉSTICO

Su sonrisa cayó en mil pedazos
Dijo que fue un resbalón
En el aire sonreía un puñetazo.

jon gallego osorio